Minimización del impacto ambiental, higienización de los lodos y mejora del proceso de compostaje - Cátedra del Agua EMASESA

Minimización del impacto ambiental, higienización de los lodos y mejora del proceso de compostaje

Descripción del reto

Los lodos procedentes de las EDAR y la ETAP son tratados mediante un proceso de compostado durante una parte importante del año. Este proceso se realiza en la Planta de Compostaje de EMASESA, en la cual se disponen de unas naves para el secado de los lodos y unas eras al aire libre para el compostado. El impacto ambiental que produce la planta es significativo, especialmente en lo relativo a olores, causando en ocasiones molestias a las poblaciones aledañas. Por otro lado, el endurecimiento progresivo de las normativas relativas a la aplicación de fangos al suelo está limitando el uso de las técnicas actuales. Por ello EMASESA quiere apostar por el desarrollo de sistemas novedosos para la higienización del lodo de depuradora El reto que se pretende conseguir es el de desarrollo de técnicas que minimicen el impacto ambiental de la planta, minimicen la eficiencia del proceso de compostado y mejore la higienización de los lodos.

Aspectos a tener en cuenta

El grado actual de desinfección del lodo, tras la digestión anaerobia no cumpliría con la normativa que está en proceso de redacción, y que será de obligado cumplimiento en unos años. En la actualidad, la producción de lodos es de 60000 t/año, de las cuales se gestionan mediante proceso de compostaje 30000t/año. Las otras 30000t, tras la nueva normativa, deberán someterse a un proceso de higienización (que deberá ser un proceso alternativo al de compostaje). Las líneas clásicas de higienización son:

– Compostaje
– Radiaciones ionizantes
– Desinfección por adición de cal

Otras tecnologías:
– Higienización complementaria a la digestión (ATAD, por ejemplo)
– Empleo de la radiación solar
– Etc.

Innovación abierta

Este reto se presenta a la comunidad investigadora bajo un enfoque de innovación abierta.
Los retos de innovación que se proponen desde la Cátedra del Agua son financiados con hasta 3.000 euros. Para ello se reciben propuestas presentando el enfoque elegido para la resolución del reto, seleccionándose una de ellas para su financiación.
Se esperará de la propuesta seleccionada y financiada una primera aproximación técnica a la solución del reto, que podría dar lugar posteriormente a un proyecto de mayor alcance promovido por EMASESA.
El plazo para remitir propuestas relativas a este reto finalizará el 31 de Enero de 2018.
Los grupos de investigación de la Universidad de Sevilla que deseen participar deberán remitir a la dirección de correo catedradelagua@emasesa.com una propuesta, en formato abierto, no superior a dos páginas en la que señalen:

– Finalidad de la propuesta
– Objetivos científico-técnicos
– Enfoque metodológico para afrontar el reto
– Plan de actividades
– Equipo de trabajo
– Cronograma